Drenaje torácico

El drenaje torácico o mejor conocido de forma comercial como “Pleur-evac”. Es un sistema simple, desechable y estéril que permite de eliminar forma segura el contenido líquido o gaseoso, que aparece por un proceso patológico dentro de la cavidad pleural o mediastino.

Así, a través de la correcta colocación de un tubo endotorácico o “dren torácico” el personal de salud puede drenar (eliminar o evacuar) el contenido patógeno que aparece en el espacio pleural o mediantico, evitando la comunicación entre dicha cavidad y el ambiente.

Sin embargo, pese a su sencillez son muchas las complicaciones que surgen por una mala colocación, siendo en su mayoría por desconocimiento no solo de la fisiología del espacio sino también del funcionamiento de dichos sistemas.

¿Qué es el sistema de drenaje torácico?

El sistema de drenaje torácico es un equipo que consta de forma básica de una cámara de control, catéter de drenaje, tubos conectores y el sistema recolector, el cual permite drenar líquido, aire o elementos solidos como coágulos o depósitos de fibrinoides, que se acumulan patológicamente en el espacio pleural o mediastino, como consecuencia de un traumatismo, cirugía o cualquier enfermedad que afecte el equilibrio de las presiones de los capilares en dicho espacio.

Así, el dren torácico es un sistema que apareció junto con Hipócrates, donde era utilizado para el drenaje de empiemas a través de un sistema rudimentario constituido por tubos metálicos y cauterios, aplicado directamente en la incisión.

Sin embargo, conforme avanzaron los años el sistema de drenaje torácico fue evolucionando y modificando ciertas partes, para mejorar su manejo, efectividad y reducir las complicaciones al emplearlo.

Indicaciones para el uso del dren torácico

Al igual que cualquier otro tratamiento terapéutico el drenaje torácico tiene indicaciones especificas para su utilización. Así, el dren torácico será empleado en las siguientes situaciones:

  • Neumotórax
  • Neumotórax a tensión
  • Hemotórax
  • Hemoneumotórax
  • Quilotórax
  • Intervenciones del mediastino
  • Toracotomía
  • Derrame pleural
  • Quilotórax
  • Empiema
  • Derrame maligno

Es importante mencionar que, aunque no existen contraindicaciones absolutas para la aplicación del dren torácico, existen recomendaciones a seguir al momento de elegir el tratamiento de drenaje, como lo son:

  • Trastornos de la coagulación o anticoagulación
  • Cirugía torácica previa (por aumento de la probabilidad de adherencia)
  • Presencia de bula gigante (pudiendo perforar la bula y producir una fistula broncopleural)
  • Obstrucción bronquial
  • No contar con todas las partes del sistema de drenaje torácico

Tipos de drenaje torácico

Existen principalmente dos tipos de variaciones para este sistema y se fundamente en el lugar donde es aplicado. Siendo los siguiente:

  • Drenaje torácico mediastinal
  • Pleurotomía o drenaje pleural

Elementos del sistema de drenaje torácico

Un aspecto fundamental dentro del funcionamiento y reducción de complicaciones al utilizar el sistema de drenaje torácico es el montaje y verificación de las partes que lo componen.

Debido a que, si el sistema carece de alguna parte o elemento constitutivo inherente no podrá ejercer una función terapéutica correcta. Llegando incluso a complicar el cuadro existente del paciente. Ejemplo aquellas ocasiones donde al drenar un derrame pleural en condiciones carentes, el personal no utiliza el sello de agua, y el paciente desarrolla un neumotórax yatrogénico.

Por ello, para evitar sus posibles complicaciones el dren torácico debe contar con las siguientes partes:

  • Catéteres de drenaje: es un tubo que puede recto o estriados, elaborado generalmente en material no trombogénico (silicona o polivinilode), que mide 180 cm aproximadamente, que termina en punta biselada para facilitar la inserció. El cual permite la comunicación entre la cavidad torácica y la cámara de control. También suele denominarse como tubo de conexión o tubo torácico.
  • Cámara de control: es un espacio donde se conectan dos tubos, el procedente de la cavidad torácica y el que se comunica con el medio externo. La cual debe contener un sello de agua, y permita una visualización clara el grado de aspiración y el estado de la presión negativa.
    • SELLO DE AGUA: el sello de agua permite la salida de aire desde el tórax del paciente, pero no la entrada.
  • Tubos conectores: son los tubos que terminan de componer el sistema, y permiten la conexión de las diferentes cámaras de control y el medio ambiente.
  • Sistemas recolectores: son compartimentos graduados donde se recoge el contenido y permite controlar el volumen, la velocidad, y el tipo de drenado. Existiendo dos tipos de sistemas recolectores:
    • Sistemas de drenaje pasivo: constan de un drenaje de una sola vía, que permite la salida de aire o líquido durante la espiración y evita la entrada de aire durante la inspiración.
      • Válvula de Heimlich
      • Drenajes con sello de agua, con una o dos botellas.
    • Sistemas de drenaje activo: permite de alguna manera una forma activa de drenaje, manual o con succión.
      • Sistema de tres frascos (o botellas)
      • Sistemas de drenaje digitales
      • Sistema de drenaje balanceado
      • Derivaciones pleuro-peritoneales
vigilancia de paciente con drenaje toracico pleural

Cuidado y vigilancia del drenaje torácico

Luego de su colocación se debe cumplir con ciertas pautas para el control y vigilancia del estado paciente asociado al sistema de drenaje torácico, como son:

  • Anotar la fecha y hora de la colocación
  • El sistema debe cumplir con posiciones especificas según la posición del paciente. Por ejemplo, en aquellos pacientes acostado el dren debe estar en posición vertical, lateralmente y debajo de la cama. Y si el paciente se va a movilizar debe estar encima de las piernas del paciente
  • No elevar el dren por encima del paciente
  • Cuidar los niveles de agua de las distintas cámaras o botellas
  • Vigilar la presencia o ausencia de fluctuaciones en la cámara de sello de agua
  • Recuerda que debe fluctuar mientras el paciente inspira o espira
  • Monitorear la cantidad y el aspecto de lo drenado que hay en la cámara colectora
  • Cambiar apósitos cada 24 horas
  • Vigilar en todo momento la mecánica ventilatoria del paciente

Te ha parecido útil?

Puntúa con las estrellas!

Tu opinión es de mucho valor para nosotros

No hay calificaciones aún, sé el primero en calificar

Deja un comentario

84 − = 75

" La información suministrada por este sitio se enfoca en conceptos, técnicas y procedimientos con la finalidad de educar al personal médico, enfermero y cualquier personal sanitario o de ciencias de la salud. Toda información es recopilada bajo fuentes científicas y bibliográficas del rubro. Esta información no debe emplearse como sustitución de diagnósticos o tratamientos profesionales y debe corroborarse con el personal encargado tanto en el tratamiento de los pacientes como en la educación de los alumnos de dichas ciencias. Bajo ningún concepto se deben aplicar las técnicas expuestas en este sitio si no se posee la capacitación correspondiente ni la especialidad ni la autorización legal.

Antes de realizar cualquier práctica expuesta en este sitio se debe consultar con la entidad correspondiente como el hospital, ya que los procedimientos pueden variar de un estado a otro y de un país a otro.

El autor no se hace responsable del uso que se le pueda dar a la información suministrada en este blog. Al visitar este sitio web usted acepta los términos y condiciones de BataMédica. "